Cómo darle comida a tu pequeñin correctamente

Puede ser que te encuentres amamantando, bombeando y nutriendo a tu niño con un biberón, alimentando con formula láctea o bien una combinación de todo lo anterior, la nutrición con un biberón es un arte, y con las facilidades convenientes todo es más sencillo. A continuación, te afirmaremos cómo hacer que te sea más sencillo:
Deja a un lado la culpa
Quitando las razones por las que usas una mamila para nutrir a tu niño, para que ambos sean capaces asistir en la nutrición, a fin de que la madre resulte procurarlo mientras tomas un break, a fin de que puedas suplementarlo con fórmula, apartar una botella con provechos puede asistir de muchas formas. Si el dispensario no funciona para ti, si necesitas una combinación de leche materna y fórmula, o si has optado por el biberón solo, siéntete bien con respecto a tu resolución.
Selecciona el chupón correcto
Los facultativos se sienten de acuerdo en que el más conveniente biberón es uno con una tetina que replica el pezón más naturalmente. Si sueles estar amamantando, precisas una tetina que simule tu pecho; si lo alimentas exclusivamente nutriendo con biberón, es más adecuado un chupón que fomente la nutrición beneficiosa y el progreso oral.
Utiliza una almohadilla para darle de comer
Una habilidad adecuada sin duda es colocar a tu niño en una orientación cómoda para una buena rutina de alimentación prolongada, y entre las mejores maneras de garantizar tu y su desahogo, es con almohadas puestas estratégicamente. Una apropiada almohadilla de lactación se adapta para aclimatarse a cualquiera mujer, y les va a dar un estupendo soporte a tus extremidades superiores para una excelente alimentación y unión con la mamila. Recuerda mudar los lados a la mitad.
Aprende a leer a tu bebé
En el momento que esté preparado para parar de alimentarse, tu bebé alejará la cara un poco. Aguanta el arranque de terminar con lo último de la leche y considerar lo que le dice, ya que lograría llevar a rutinas alimentarios más saludables después. Y además aguanta la fascinación de guardar cualquier fórmula láctea para una alimentación posterior; las bacterias se regeneran deprisa en ella, por lo que deberías soltar la leche no empleada.
Cerciorate de que se alimenta bien
Si tu pequeñin todavía no se alimenta de papillas y tiene menos de 6 meses, necesita acoger aproximadamente dos a dos onzas y media de fórmula por kilogramo de cuerpo al día. Tmabién simplemente cerciórate de que está aumentando el peso y examina el pañal: tras los primeros días, debe hacer 4 o bien más deposiciones y dejar 6 pañales húmedos cada día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s