Por qué motivo la superficie de la piel no vuelve a su calidad luego de perder masa

Actualmente es un inconveniente común que ciertamente tiene que ver con el nivel de crecimiento de masa corporal, la medida del ser y el peso del cuerpo. Se pueden encontrar tratamientos para reducir las estrías que son aceptables para quitar las marcas en la piel, de todas formas existen algunos remedios de láser que son capaces de reducir la apariencia de forma más rápida.
Es fundamental tratar de sostener el peso tanto como se pueda, para evitar los atracones y las dietas de rebote, y para intensificar la protección tanto como resulte posible.
Cualquier hombre que haya ganado o perdido unos kilos está al tanto de lo que puede pasar con su dermis. Bajas mucho peso y tu piel se fundirá en tu ser como tinas de masa para panqueques. Evidentemente, todos tenemos en cuenta que la superficie de la piel es flexible y tiene la capacidad de una tela de goma para estirarse y volver a su lugar. Ahora, ¿la duda para aquellos de nosotros que no traemos demasiado tonelaje?
Imagina tu superficie de la piel como una de esas grandes bolsas de desechos. Cuando la jalas de la caja, se junta bien y apretada. Rellenala con sobras, y se estira y se hincha como los ojos de un barro amasado. Duraderas no obstante con flexibilidad, muchas de las bolsas pueden soportar el tirado típico de botellas, cartón, restos de pavos, cualquier sustancia que le metas en ellas. Tu superficie de la piel se ejecuta del mismo modo: es manejable, se estira y puede soportar la mayoría de la basura que arrojas.
¿Aún así, qué sucede cuando le metes demasiado peso? ¿Cada vez que llenas tu bolsa de carne y huesos con hotcakes, botanas y hamburguesas? Se mantendrá estirada, pero en algún momento, como una bolsa, la dermis se lastimará. Será más importante que la dermis esté elaborada de células más recientes, no la envoltura externa de la piel llamada epidermis (pero las estrías asociadas con el incremento de peso sin duda aparecen en el grado externo).
Solo en la manera en que el saco se estira hasta el punto de descoser, tu piel también lo hace, y en ese punto, es muy difícil que regrese a su lugar. Luego de eso, inclusive si te das un reposo del macuto (al ponerte a régimen), no vas a poder recomponer la bolsa a su nivel original. En consecuencia, es muy probable que te quedes la piel de tu persona de 90 kilos, incluso si ahorita pesas 75.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s